lunes, 29 de noviembre de 2010

Los Objetivos del Milenio


Somos la primera generación que puede acabar con la pobreza extrema. Tenemos los medios para hacerlo y, por primera vez, empezamos a tener voluntad política para llevarlo a cabo. Con esta idea en la cabeza se celebró en septiembre del 2000 en la ciudad de Nueva York la Cumbre del Milenio, en la que representantes de 189 estados firmaron la Declaración del Milenio, un texto que establecía las prioridades de desarrollo humano para los próximos años. En esta declaración se habla de paz, de dignidad humana y de erradicación de la pobreza y se establecen ocho objetivos concretos, siete de los cuales se comprometen a cumplir antes del 2015. Los Objetivos del Milenio son:

1. Erradicar la pobreza extrema y el hambre
2. Universalizar la enseñanza primaria
3. Promover la igualdad de géneros y la autonomía de la mujer
4. Reducir la mortalidad infantil
5. Mejorar la salud materna
6. Combatir el VIH, la malaria y otras enfermedades epidémicas
7. Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente
8. Crear una alianza mundial para el desarrollo

Todavía estamos muy lejos de conseguirlo, y en alguno de estos objetivos incluso hemos retrocedido en los diez años que han pasado desde la firma de la declaración. Pero todavía estamos a tiempo, y debemos exigir a nuestros gobiernos que pongan los Objetivos del Milenio arriba de todo de su lista de prioridades y que los cumplan. Sin excusas

Fuentes:

  1. 189 es una proporción muy elevada de estados del mundo: http://www.dandodatos.com/2010/07/cuantos-paises-hay-en-el-mundo.html
  2. Declaración del Milenio: http://www.un.org/spanish/millenniumgoals/ares552.html
  3. Los Objetivos del Milenio: http://www.un.org/spanish/millenniumgoals/index.shtml
  4. Situación actual de los ODM: http://www.intermonoxfam.org/es/page.asp?id=2600
  5. Campaña Sin Excusas 2015: http://www.sinexcusas2015.org/
  6.   
     

domingo, 21 de noviembre de 2010

¿Cuánto costaría erradicar el hambre en el mundo?


La FAO, la organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación, calcula periódicamente cuál sería el coste económico de erradicar el hambre en el mundo e intenta, en sus cumbres, que los países más ricos donen esa cantidad. Hasta ahora, todos los estados han asegurado que no disponían de esa suma, que es el eufemismo que se usa para decir que el hambre y la malnutrición no son, ni mucho menos, una de las prioridades de estos gobiernos. Entre las excusas que se dan hay una que se repite mucho: es un objetivo muy noble pero queda fuera de nuestras posibilidades. Veamos si es verdad.
En la última cumbre mundial sobre seguridad alimentaria, celebrada en Roma en noviembre de 2009, la FAO declaró que haría falta una inversión de 44 mil millones de dólares anuales para erradicar el hambre. ¿Es mucho? Los gobiernos dicen que sí, que no disponen de este dinero y que es utópico creer que se puede conseguir. Lo que no dicen es que, por ejemplo, en 2007 gastamos más de treinta veces esa cifra en armamento (1.340 mil millones de dólares). O que 44 mil millones de dólares es lo que, aproximadamente, costaron los juegos olímpicos de Pekín del 2008. Y es que lo único que hace falta para erradicar el hambre es voluntad política.
Fuentes:

domingo, 14 de noviembre de 2010

Las lenguas oficiales de la Unión Europea


En 1958 se aprobó el régimen lingüístico de la Unión Europea, que entonces sólo tenía las cuatro lenguas oficiales de los seis estados que en ese momento formaban la Unión: el francés, el italiano, el alemán y el neerlandés. Con la ampliación de la UE también crecieron el número de lenguas oficiales, que actualmente son 23. Estas lenguas tienen dos derechos principales: cualquier ciudadano o institución puede enviar documentos a la UE y recibir la respuesta en una de estas lenguas y, además, los reglamentos, documentos legislativos y el Diario Oficial de la UE se publican en estas 23 lenguas. Aún así, para evitar que las traducciones hagan todavía más lenta la burocracia europea y disparen su presupuesto, la mayor parte de las comunicaciones se hacen en tres lenguas (inglés, francés y alemán), las denominadas lenguas de trabajo.
Naturalmente, dentro de la UE se hablan muchas otras lenguas, además de las 23 oficiales. De hecho, no existe ningún estado que no tenga, como mínimo, dos lenguas propias, y son los estados los que deciden qué lenguas son las oficiales proponiendo o no la inclusión de alguna de las lenguas habladas en su territorio para que la UE la incluya como lengua oficial. En esta operación no se tiene en cuenta ni el número absoluto de hablantes ni el hecho de que la lengua en cuestión sea mayoritaria dentro del estado: el catalán, por ejemplo, no es oficial en la UE pero tiene más hablantes que nueve de las lenguas oficiales (danés, eslovaco, esloveno, estonio, finlandés, irlandés, letón, lituano y maltés); además, en la UE hay lenguas oficiales, como el gaélico irlandés, que son proporcionalmente más minoritarias que el catalán en su propio país. Pero aunque no sea una lengua oficial, el catalán ha sido reconocido por la UE como lengua de comunicación, es decir, que puede ser utilizada para comunicar el trabajo de la UE a los ciudadanos (campañas, publicaciones, notas de prensa, web oficial, etc.).
La futura ampliación de la Unión Europea (actualmente hay 4 estados candidatos a la adhesión, Turquía, Croacia, Macedonia e Islandia, y unos cuantos más que lo han solicitado) hará crecer el número de lenguas oficiales, cosa que algunos gobiernos (casualmente, los que tienen lenguas más fuertes) ven como un problema. Pero si tenemos en cuenta que, según el Eurobarómetro, un 56% de los habitantes de la Unión hablan dos lenguas o más, y que un 28% hablan tres o más, las instituciones de la UE deben aceptar la evidencia: vivimos en un continente multilingüe

Fuentes:
  1. Sobre la ampliación de la UE: http://es.wikipedia.org/wiki/Ampliaci%C3%B3n_de_la_Uni%C3%B3n_Europea
  2. Web de la UE sobre las lenguas oficiales: http://ec.europa.eu/education/languages/index_es.htm
  3. El catalán: http://es.wikipedia.org/wiki/Idioma_catal%C3%A1n
  4. Eurobarómetro sobre las lenguas de la UE (en inglés):  http://ec.europa.eu/spain/barcelona/images/documents/catala/eurobarometre_complet.pdf
  5. Multilingüismo: http://es.wikipedia.org/wiki/Multiling%C3%BCismo
  6.   
     

lunes, 8 de noviembre de 2010

Islandia y la libertad de prensa


En otoño de 2008 Islandia sufrió una crisis financiera que colapsó la mayor parte de los bancos y la moneda nacional y que destruyó completamente la economía del país. Gracias a algunas artimañas legales los bancos de la isla pudieron esconder el estado de sus cuentas durante 4 meses y evitar que se tomaran medidas urgentes, lo cual empeoró la situación. Por suerte, una televisión local filtró la información a la página web Wikileaks y finalmente todo salió a la luz.
Islandia siempre ha sido uno de los países mejor valorados del mundo en cuanto a libertad de expresión, y ahora el parlamento de la isla se ha propuesto convertirse en un paraíso periodístico internacional. Parlamentarios de distintos partidos se han interesado por la propuesta de Wikileaks de crear una legislación que proteja la libertad de prensa y están trabajando para promulgar una ley que recoja las buenas prácticas legislativas de cada país. La idea de fondo es que hay bastantes países que poseen alguna ley muy buena en esta materia, pero ninguno las reúne todas... hasta ahora.
Con esta nueva legislación, llamada IMMI (Icelandic Modern Media Initiative), se pretende crear un marco favorable para el periodismo de investigación y la libertad de expresión con la idea que periódicos, televisiones y páginas web abran oficinas en la isla. Entre las nuevas medidas que se adoptarán, se protegerá jurídicamente a las fuentes, se protegerá a los trabajadores públicos que rompan el compromiso de confidencialidad en casos extremos y de interés público y se ofrecerán herramientas para luchar contra lo que se denomina turismo de difamación, que consiste en poner querellas por difamación en países donde los resultados puedan ser favorables; en Islandia se podrán apelar estas sentencias independientemente del país donde se hayan producido.
Muchas asociaciones de periodistas ya han valorado la medida como muy positiva. La Federación Española de Sindicatos de Periodistas, por ejemplo, la ha calificado como el paso más importante en defensa de la libertad de expresión que se ha dado nunca. 

Fuentes:
  1. Wikileaks: http://es.wikipedia.org/wiki/Wikileaks
  2. Iniciativa del parlamento islandés: http://www.immi.is/
  3. Un artículo sobre la propuesta de ley en Islandia: http://www.presseurop.eu/es/content/article/193771-para-libertad-de-prensa-haga-clic-sobre-islandia
  4. Sobre el turismo de difamación: http://en.wikipedia.org/wiki/Libel_tourism
  5.  
     

lunes, 1 de noviembre de 2010

¿Quién necesita líderes?


En tiempos de crisis económicas, políticas o militares a menudo se oyen voces que reclaman un líder fuerte. En los últimos siglos los jefes de la tribu han ido dejando paso a los reyes, y estos a los presidentes y primeros ministros (aunque no en todas partes), pero todavía seguimos líderes y les damos los poderes necesarios para decidir por nosotros. Y no sólo en el gobierno: cualquier grupo humano, desde una empresa hasta un club deportivo, tiene su líder. Pero el hecho de delegar las tareas políticas en representantes escogidos democráticamente (actualmente la democracia representativa es uno de los sistemas de gobierno más extendidos del planeta) no implica necesariamente la existencia de líderes.
La idea de prescindir de los líderes puede sonar utópica o excesivamente radical, pero no es así. Podemos hacernos una idea de cómo sería un mundo sin líderes viendo cómo funciona el gobierno suizo, que hace más de 150 años hizo el primer paso en esta dirección. En Suiza la jefatura del gobierno es colegiada, es decir, que no la ejerce una persona sino siete, una de las cuales asume la presidencia por rotación para las tareas de representación del país, aunque el hecho de ser presidente no le da ningún poder extra. Las decisiones las toman los siete miembros del Consejo Federal en pleno, y muchas leyes se aprueban, se ratifican o se impugnan por referéndum: cada año se llevan a cabo cuatro o cinco. No es perfecto, pero es lo que más se acerca a una democracia directa entre los ejemplos que funcionan a nuestro alrededor.
Naturalmente, en el camino de pensar y actuar por nosotros mismos todavía se pueden dar muchos pasos, pero por algún sitio debemos empezar.

Fuentes:
  1. Democracia representativa: http://es.wikipedia.org/wiki/Democracia_representativa
  2. Política de Suiza: http://es.wikipedia.org/wiki/Pol%C3%ADtica_de_Suiza
  3. El Consejo Federal suizo: http://www.swissinfo.ch/spa/noticias/politica_suiza/El_Consejo_Federal,_un_gobierno_sin_jefatura.html?cid=814162
  4. Democracia directa: http://es.wikipedia.org/wiki/Democracia_directa
  5. Por primera vez en la historia, las mujeres son mayoría en el Consejo Federal suizo: http://alexmasllorens.blogspot.com/2010/09/mujeres-y-poder.html