domingo, 27 de febrero de 2011

Los niños de la calle


Según Unicef, en el mundo hay más de 100 millones de niños de la calle, y esta es una cifra que no cambia desde hace más de 20 años. Se considera niño de la calle todo aquel menor de 18 años que vive sin hogar y sin la protección y atención de algún familiar. En América Latina, el continente donde hay más, hay 40 millones. De estos 40 millones de niños y niñas de la calle que viven en América Latina, Unicef calcula que más de la mitad inhalan pegamento industrial, la única droga que pueden conseguir. Son los clientes de un negocio que mueve mucho dinero: cada mes consumen 77 millones de litros de pegamento.
La cifra es espantosa, pero todavía lo es más si nos paramos a pensar cuantos son 20 millones de niños. En España, en total, hay 8 millones de menores (8.290.639 según el censo de 2010); en Francia, 13 millones (13.662.000 en 2008 según la Unicef). Pues bien, es como si todos los menores de Francia y España, desde recién nacidos hasta adolescentes de 17 años, inhalaran pegamento industrial.

Fuentes: 
  1. Unicef: http://www.unicef.es
  2. Web de Consortium for Street Children, una red internacional que se dedica a fomentar los derechos de los niños de la calle: http://www.streetchildren.org.uk
  3. Instituto Nacional de Estadística: www.ine.es
  4. Estadísticas de Francia: http://www.unicef.org/spanish/infobycountry/france_statistics.html#63
  5.   

domingo, 20 de febrero de 2011

Más claro que el agua

Es evidente que beber agua del grifo (o de la fuente, si tenemos suerte) es mucho mejor que beber agua embotellada, como mínimo para la conservación del medio ambiente. Pero... ¿por qué? ¿Y hasta qué punto? Para responder a esta pregunta hemos agrupado unos cuantos datos sobre el agua embotellada en cuatro argumentos, a los que hemos llamamos "las cuatro P": Precio, Plástico, Portes y Pérdidas (un poco cogido por los Pelos, es verdad). A parte de estos cuatro, hay quien argumenta que muchas aguas embotelladas pueden tener efectos nocivos para la salud, pero no he encontrado ningún dato que me convenciera... y además no empieza por P. 

Precio. El agua embotellada es más cara; en ocasiones, hasta 10.000 veces más cara que la del grifo. Pero una cosa así es difícil de calcular, porque no hay dos marcas de agua embotellada que cuesten lo mismo, y el agua del grifo tiene precios muy dispares no sólo dependiendo de la zona del mundo sino también del consumo que haga cada casa. Para hacernos una idea, he cogido la última factura de agua de mi casa, he sacado la calculadora y he visto que, por cada litro de agua, pago 0,0004657€. Dicho de otro modo: cada 2.147 litros de agua me cuestan 1€. A partir de aquí, que cada cual vaya a mirar precios de agua embotellada donde quiera: es muy cara.

Plástico. El formidable aumento del precio no responde sólo a los beneficios del comerciante: embotellar el agua cuesta dinero. Pero el principal problema de los envases no es este, sino el montón de plástico y vidrio necesario para hacerlos. Cada año usamos 17 millones de barriles de petróleo para fabricar botellas, que es el petróleo necesario para mover un millón de coches durante un año. Además, sólo una de cada cinco botellas de plástico se recicla.

Portes. El impacto ambiental y el gasto en petróleo y dinero aumenta si tenemos en cuenta que hay que transportar el petróleo para hacer botellas desde los pozos hasta las fábricas, que luego hay que llevar los envases hasta las plantas embotelladoras, y que una vez llenos hay que llevarlos a las tiendas y de ellas a donde serán consumidas. Una botella que se beba en Barcelona puede haber sido fabricada con petróleo del golfo Pérsico o de Brasil, fabricada en el sudeste asiático, llenada de agua en el Pirineo o en Sierra Nevada y transportada a Barcelona para ser bebida.

 Pérdidas. El proceso de envasar el agua conlleva grandes pérdidas de líquido, sobre todo si tenemos en cuenta no sólo el agua que se pierde desde el acuífero hasta la botella (que es de entre 3 y 5 litros por litro embotellado) sino también la necesaria para fabricar el plástico, para extraer y refinar el petróleo, para fabricar el acero de camiones y barcos, para reciclar las botellas, etc. Es imposible hacer este cálculo porqué existen demasiadas variantes, pero tengamos presente un dato: para fabricar el acero necesario para hacer un coche hacen falta 177.000 litros de agua.

La mayor parte del agua que gastamos los humanos no es para beber, sino para construir, regar los campos y engordar el ganado. Pero esto no significa que el agua que bebemos no tenga un impacto en el planeta, y si el agua es embotellada, el impacto es muy superior. Un último dato: en todo el mundo cada año consumimos 200.000 millones de litros de agua embotellada, 5.500 de los cuales nos los bebemos en España.
Así pues, mucho mejor si la cerveza la bebemos de barril y el agua del grifo (con filtro, si es necesario). Y si compras agua embotellada, como mínimo que sea en botellas grandes o garrafas, así utilizas menos plástico.

Fuentes:
Existen muchas webs con datos sobre agua embotellada, unas más serias y otras menos. Aquí podéis encontrar algunas webs sobre el tema:
  1. http://eco.microsiervos.com/agua/datos-agua-embotellada.html
  2. http://www.bottledwaterblues.com/bottled_water_facts.php
  3. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=54462
  4. http://www.gisngeo.com/water/es.php
  5. http://www.techeblog.com/index.php/tech-gadget/bottled-water-facts
  6. http://www.acsmedioambiente.com/hechos_de_agua4.htm
  7. Post de Dando Datos sobre la cerveza embotellada: http://www.dandodatos.com/2011/01/cerveza-de-botella-o-de-barril.html

domingo, 13 de febrero de 2011

Selvas de palillos


Hace más de tres milenios que en algunas zonas de Asia se come con palillos, y desde hace un tiempo, con la expansión de las cocinas asiáticas por el resto del planeta, se puede ver este tipo de utensilio en cualquier parte del mundo. De palillos hay de madera, de plástico y de metal y, como los cubiertos occidentales, pueden ser reutilizables o de un sólo uso. Los más numerosos son los palillos de madera, que normalmente se tiran después de comer.
Hace unas semanas, Greenpeace llevó a cabo una campaña en China para que sus habitantes dejen de utilizar este tipo de palillos y se pasen a los reutilizables. ¿Exageración? Si hacemos cuatro números veremos que no, ni mucho menos.
Solamente en China durante el año 2009 se fabricaron 57.000 millones de pares de palillos de madera de un solo uso. Contando que la población del país es de más de 1.300 millones de personas, eso significa que cada habitante tiró una media de 43 pares de palillos al año, casi un par por semana. Son muchos palillos, y es mucha la madera necesaria para fabricarlos: exactamente, 3,8 millones de árboles. Y esto solamente en China; en el resto del mundo también usamos grandes cantidades de palillos que, una vez utilizados, van al cubo de basura. No es el fin del mundo, pero quizás nos lo podríamos ahorrar para ayudar a frenar la deforestación del planeta, que actualmente es de 130.000 km2 anuales, una superficie como la de Grecia.

Fuentes:
  1. Campaña de Greenpeace en China: http://www.greenpeace.org/eastasia/news/chopsticks-trees
  2. Vídeo sobre la campaña: http://www.youtube.com/watch?v=diP-tjkuZmw
  3. Deforestación del planeta: http://www.greenfacts.org/es/recursos-forestales/l-2/2-importancia-deforestacion.htm
  4.   

domingo, 6 de febrero de 2011

Hasta Mallorca en bicicleta


El mar de Aral, situado en Asia Central, ha sufrido en los últimos años una de las catástrofes ecológicas más importantes de la historia de la humanidad. Desde que en los años 60 la Unión Soviética desvió la mayor parte del agua de los ríos que desembocaban en él para regar cultivos (el Amu Daria y el Sir Daria, antiguamente conocidos como Oxus y Orexartes, donde Alejandro Magno abrevó sus caballos muchos siglos atrás), el mar se ha ido secando. Se ha secado tanto que, en 1987, se partió en dos. Su superficie pasó de los 68.000 km2 que tenía originariamente a los 26.687 km2 de 1993 y a los 17.160 km2 de 2004, una cuarta parte de lo que ocupaba un siglo antes. Actualmente, el mar de Aral es un conjunto de pequeños lagos salados. Las ciudades de la costa han quedado desiertas; centenares de barcos y botes descansan sobre la arena; el agua cada vez es más salada y ha pasado de 10 gramos de sal por litro a 45; los vientos de la estepa se llevan la corteza de sal que queda cuando se evapora el agua y ayudan a desertizar las tierras que rodean el mar...
Para hacernos una idea podemos ver videos y fotos de la catástrofe, pero a menudo estas cosas quedan muy lejos y no nos las podemos llegar a imaginar. El mejor modo, en estos casos, es extrapolarlo al mar que tenemos al lado y que conocemos bien. ¿Qué pasaría si el Mediterráneo se secara en la misma proporción? Pues que se reduciría de los 2.510.000 km2 actuales a sólo 633.405 km2. Para que nos lo podamos imaginar, hemos retocado una imagen del Google Maps que nos ayudará a entenderlo. No es más que una aproximación artística, pero puede sernos útil para hacernos una idea de lo que pasa en el mar de Aral.

Fuentes:
  1. El mar de Aral: http://es.wikipedia.org/wiki/Mar_de_Aral
  2. Localización del mar de Aral: http://maps.google.es/maps?f=q&source=s_q&hl=ca&geocode=&q=aral+sea&sll=40.396764, 3.713379&sspn=4.852408,14.128418&ie=UTF8&hq=&hnear=Mar+d%27Aral&ll=45.644768,56.381836&spn=4.454796,22.5&t=h&z=6
  3. Fotografía aérea del mar de Aral en 1989 y en el 2003: http://4.bp.blogspot.com/_ki8NrKN-eAk/Sm6RfLeX67I/AAAAAAAAGbw/K2zx5KCGX0c/s400/mar+aral+1.jpg
  4. Fotografía aérea del 2004: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/9/95/Aral_Sea_1989-2008.jpg
  5. Vídeo sobre la catástrofe del mar de Aral: http://www.youtube.com/watch?gl=ES&feature=related&hl=es&v=2hu0Hr9eS_g
  6.