domingo, 20 de febrero de 2011

Más claro que el agua

Es evidente que beber agua del grifo (o de la fuente, si tenemos suerte) es mucho mejor que beber agua embotellada, como mínimo para la conservación del medio ambiente. Pero... ¿por qué? ¿Y hasta qué punto? Para responder a esta pregunta hemos agrupado unos cuantos datos sobre el agua embotellada en cuatro argumentos, a los que hemos llamamos "las cuatro P": Precio, Plástico, Portes y Pérdidas (un poco cogido por los Pelos, es verdad). A parte de estos cuatro, hay quien argumenta que muchas aguas embotelladas pueden tener efectos nocivos para la salud, pero no he encontrado ningún dato que me convenciera... y además no empieza por P. 

Precio. El agua embotellada es más cara; en ocasiones, hasta 10.000 veces más cara que la del grifo. Pero una cosa así es difícil de calcular, porque no hay dos marcas de agua embotellada que cuesten lo mismo, y el agua del grifo tiene precios muy dispares no sólo dependiendo de la zona del mundo sino también del consumo que haga cada casa. Para hacernos una idea, he cogido la última factura de agua de mi casa, he sacado la calculadora y he visto que, por cada litro de agua, pago 0,0004657€. Dicho de otro modo: cada 2.147 litros de agua me cuestan 1€. A partir de aquí, que cada cual vaya a mirar precios de agua embotellada donde quiera: es muy cara.

Plástico. El formidable aumento del precio no responde sólo a los beneficios del comerciante: embotellar el agua cuesta dinero. Pero el principal problema de los envases no es este, sino el montón de plástico y vidrio necesario para hacerlos. Cada año usamos 17 millones de barriles de petróleo para fabricar botellas, que es el petróleo necesario para mover un millón de coches durante un año. Además, sólo una de cada cinco botellas de plástico se recicla.

Portes. El impacto ambiental y el gasto en petróleo y dinero aumenta si tenemos en cuenta que hay que transportar el petróleo para hacer botellas desde los pozos hasta las fábricas, que luego hay que llevar los envases hasta las plantas embotelladoras, y que una vez llenos hay que llevarlos a las tiendas y de ellas a donde serán consumidas. Una botella que se beba en Barcelona puede haber sido fabricada con petróleo del golfo Pérsico o de Brasil, fabricada en el sudeste asiático, llenada de agua en el Pirineo o en Sierra Nevada y transportada a Barcelona para ser bebida.

 Pérdidas. El proceso de envasar el agua conlleva grandes pérdidas de líquido, sobre todo si tenemos en cuenta no sólo el agua que se pierde desde el acuífero hasta la botella (que es de entre 3 y 5 litros por litro embotellado) sino también la necesaria para fabricar el plástico, para extraer y refinar el petróleo, para fabricar el acero de camiones y barcos, para reciclar las botellas, etc. Es imposible hacer este cálculo porqué existen demasiadas variantes, pero tengamos presente un dato: para fabricar el acero necesario para hacer un coche hacen falta 177.000 litros de agua.

La mayor parte del agua que gastamos los humanos no es para beber, sino para construir, regar los campos y engordar el ganado. Pero esto no significa que el agua que bebemos no tenga un impacto en el planeta, y si el agua es embotellada, el impacto es muy superior. Un último dato: en todo el mundo cada año consumimos 200.000 millones de litros de agua embotellada, 5.500 de los cuales nos los bebemos en España.
Así pues, mucho mejor si la cerveza la bebemos de barril y el agua del grifo (con filtro, si es necesario). Y si compras agua embotellada, como mínimo que sea en botellas grandes o garrafas, así utilizas menos plástico.

Fuentes:
Existen muchas webs con datos sobre agua embotellada, unas más serias y otras menos. Aquí podéis encontrar algunas webs sobre el tema:
  1. http://eco.microsiervos.com/agua/datos-agua-embotellada.html
  2. http://www.bottledwaterblues.com/bottled_water_facts.php
  3. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=54462
  4. http://www.gisngeo.com/water/es.php
  5. http://www.techeblog.com/index.php/tech-gadget/bottled-water-facts
  6. http://www.acsmedioambiente.com/hechos_de_agua4.htm
  7. Post de Dando Datos sobre la cerveza embotellada: http://www.dandodatos.com/2011/01/cerveza-de-botella-o-de-barril.html

3 comentarios:

  1. Creo recordar que el primer informe del WWAP indicaba que en EEUU era más seguro beber agua del grifo que embotellada frente al pensamiento más común entre los ciudadanos. La razón era sencilla: la legislación que se aplicaba al agua del grifo requería de unos controles más severos que la legislación sobre comercio del agua. Aún así, ese país es el reino del agua embotellada.

    Un saludo desde la Universidad Complutense de Madrid.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante! Realmente el agua del grifo tiene mala prensa pero... no hay otra opción razonable!

    ResponderEliminar
  3. España y Europa ya disponen de otra opción: Se comercializan las llamadas "fuentes de agua atmosférica", que son pequeños electrodomésticos que recogen el aire de la atmósfera, lo condensan y purifican, transformándolo en una disponibilidad de 25 litros de agua diarios. El agua jamás ha sido tratada, no ha estado en acuíferos, no ha tocado suelo y no contiene productos químicos... Una opción más económica, ecológica y saludable que ninguna otra. Más información en www.aguatmosferica.com

    ResponderEliminar