domingo, 5 de junio de 2011

Yo no soy racista, pero...


Es evidente que el racismo se basa en la ignorancia y que sólo combatiendo la ignorancia podemos acabar con el racismo. Últimamente en Europa proliferan los partidos abiertamente racistas y lo hacen gracias a la ignorancia de sus votantes, que aceptan razonamientos que no tienen nada de razonables. Y no sólo porque estos discursos fomenten el odio y la exclusión sino porque, además, se construyen sobre premisas falsas. En general, tienen discursos basados en rumores falsos que la gente se cree porque se los quiere creer, porque es más cómodo pensar que todos tus problemas son culpa de la inmigración y que bastaría con expulsar a los inmigrantes para que todo funcionara maravillosamente bien.
Por suerte, hay gente que se dedica a combatir estos rumores con el objetivo de desarmar el racismo. Una de las buenas prácticas más interesantes que se han hecho en este sentido es una iniciativa del Ayuntamiento de Barcelona: la Agencia Antirumores. Desde su web se dedican a combatir los rumores más extendidos sobre "los males que provoca la inmigración", y lo hacen con estadísticas en la mano y mediante argumentos contundentes que no se basan en cuestiones morales sino en demostrar que las ideas preconcebidas que a menudo tenemos en contra de la inmigración están construidas sobre premisas absolutamente falsas.
Algunos ejemplos de rumores que la página desmiente:
"Nos están invadiendo"
"Copan las ayudas sociales"
"No pagan impuestos"
Abusan de los servicios sanitarios y colapsan las urgencias"
Sus comercios pueden abrir a cualquier hora"
Estamos perdiendo la identidad"
A parte de este corpus de argumentos, la red dispone de cursos para formar "agentes antirumores" (en marzo del 2011 ya habían hecho el curso más de 250 personas), un manual para combatir rumores y estereotipos y un cómic antirumores ilustrado por Gallardo.
Con la crisis actual los argumentos demagógicos en contra de la inmigración ya no son solamente patrimonio de los partidos abiertamente racistas, sino que empiezan a oírse en partidos que tradicionalmente no jugaban en este tipo de juego sucio. Argumentos como el que llevó al Frente Nacional de Jean-Marie Le Pen a convertirse en la tercera fuerza de Francia ("en Francia tenemos dos millones de parados y dos millones de inmigrantes; si expulsamos a  los inmigrantes habrá trabajo para todos") aparecen en los medios de comunicación y en las charlas de café cada vez con más frecuencia. Campañas antirumores como esta son muy positivas porque dan argumentos sólidos a los ciudadanos para desmontar toda esta demagogia, y es muy interesante que salgan de las administraciones públicas y no sólo de ONG y activistas por los derechos humanos: la lucha contra el racismo es una lucha en favor de la democracia y la convivencia, y todos, empezando por nuestros representantes políticos, debemos tomar un papel activo en ella.

Fuentes:
  1. Todavía no existe la traducción al castellano de la página web de la Red Antirumores de Barcelona, pero es tan interesante que vale la pena echar un vistazo a la versión catalana para hacerse una idea de cómo funciona. Sus autores nos han dicho que en breve existirá una traducción al castellano y al inglés; en cuanto esté colgada actualizaremos el enlace: www.bcnantirumors.cat
  2. Por el momento, os dejamos también un video en español con alguno de los datos que ofrece esta web a modo de presentación: http://www.youtube.com/watch?v=lfqkuCFtHpk 
  3. Este artículo en inglés aparecido en el blog del Consejo de Europa pretende difundir las virtudes de la Red Antirumores de Barcelona: http://www.interculturalcities.com/blog/16494/Barcelona_s_anti-rumour_strategy 
  4. El cómic de Gallardo: http://www.entrecomics.com/?p=54057

No hay comentarios:

Publicar un comentario