lunes, 12 de septiembre de 2011

Las transition towns o comunidades de transición


Las evidencias del cambio climático que estamos sufriendo son tantas que, actualmente, los negacionistas del cambio climático se han convertido en un grupo absolutamente minoritario movido por intereses bastante oscuros y sin ningún tipo de base científica. Un poco como los que niegan el Holocausto o la evolución de las especies. Pero el hecho de saber que estamos destrozando el mundo tampoco parece que tenga la fuerza suficiente para movernos a cambiar las cosas, lo cual no deja de ser sorprendente. De alguna forma, parece que estemos esperando a que alguien encuentre la solución por nosotros y que (sin que nos cueste demasiado dinero ni tengamos que cambiar nada de nuestro día a día) descubran nuevas fuentes de energía no contaminantes y renovables y dejen el planeta limpio de todo lo que hemos vertido hasta ahora.
El problema es que el modelo energético y de consumo actual todavía puede durar unos años y quizá el día que tengamos una alternativa ya sea demasiado tarde. No es una afirmación catastrofista: es exactamente así. Es por esto que debemos empezar a cambiar de modelo hoy mismo, aunque sólo sea a escala local (en casa, para entendernos).
Con esta idea en la cabeza, en algunos centenares de pueblos y ciudades de todo el mundo se está llevando a cabo un experimento social a escala masiva: las transition towns o comunidades de transición. La idea es sencilla: se trata de organizar redes de ciudadanos que busquen respuestas locales al hecho que el petróleo se acaba y que las emisiones de gases de efecto invernadero están provocando un cambio climático. Son, de alguna forma, miles de pequeños laboratorios de ideas dedicados a la búsqueda de la autosuficiencia alimentaria y energética. Quizás un ciudadano normal no puede inventar la pila de hidrógeno ni detener el exceso de emisiones de CO2 de su país, pero puede hacer un montón de cosas, como comer productos cultivados cerca de su casa (o incluso cultivarlos por sí mismo), mejorar el ciclo de reutilización y reciclaje de sus residuos o apostar por las energías renovables a pequeña escala. Y si esto se hace en pequeñas (o no tan pequeñas) comunidades, los efectos se multiplican y es más fácil darlo a conocer al resto de la sociedad.
Las ciudades, barrios o pueblos que se apuntan comparten recursos creativos con el resto de la red de comunidades en transición, y a base de pequeños pasos y cambios sencillos pueden llegar muy lejos. Para ver algunos ejemplos de transition towns y de la importancia que están tomando podéis ver el documental In transition 1.0.
El fin del petróleo puede ser una catástrofe, pero también puede ser una oportunidad para un cambio positivo e incluso agradable. 

Fuentes:
Artículo de Ramon Folch sobre los negacionistas del cambio climático: http://www.sostenible.cat/sostenible/web/noticies/sos_noticies_web.php?cod_idioma=2&seccio=5&num_noticia=442670
Red mundial de transition towns: http://www.transitionnetwork.org/
Artículo de Dando Datos sobre la comida de proximidad: http://www.dandodatos.com/2011/08/comida-sin-fronteras.html
Guía en pdf para convertir tu pueblo o barrio en una transition town: http://www.transitionnetwork.org/sites/default/files/TransitionInitiativesPrimer%283%29.pdf
Documental In transition 1.0: http://sites.google.com/site/sinpetroleo/cine/intransition1

No hay comentarios:

Publicar un comentario