domingo, 4 de diciembre de 2011

La contaminación lumínica


La contaminación lumínica es la emisión de luz artificial nocturna en intensidades, direcciones, horarios o rangos espectrales innecesarios para la función que se le pide. Es decir, iluminar más de lo necesario. Puede parecer un problema menor comparado con otros tipos de contaminación, pero basta con ver esta foto del norte de Italia hecha desde la Estación Espacial Internacional (ISS) para entender que es un problema importante. Si todavía os queda alguna duda, miraros este espectacular vídeo hecho también desde la ISS que muestra el planeta entero de noche.
¿Qué hay de malo en la contaminación lumínica? Después de milenios de vivir casi a oscuras, el control de la electricidad nos ha permitido tener tanta luz como queramos y más, incluso hasta el punto que mucha gente se queja de que las ciudades están mal iluminadas, sobre todo en países de nuevos ricos como el nuestro: desde hace años, las secciones de cartas al director de los periódicos barceloneses están llenos de quejas contra una "iluminación insuficiente" de las calles de la ciudad. El problema es que no tenemos en cuenta las consecuencias de esta sobreiluminación. Echemos un vistazo.
En primer lugar tenemos la agresión a los ecosistemas nocturnos: la contaminación lumínica dificulta el reposo de la fauna diurna, impide las estrategias de camuflaje y reproducción de las especies nocturnas y rompe las relaciones entre cazador y presa. En segundo lugar, la luz excesiva provoca la pérdida del cielo estrellado, que actualmente está tan amenazado que se estudia que la Unesco lo declare Patrimonio de la Humanidad para intentar protegerlo. Si alguno de vosotros ha visto alguna vez el cielo nocturno en mitad del desierto sabrá de lo que hablamos: no tiene nada que ver con lo que hagamos visto antes, es una experiencia impresionante. Actualmente existe una campaña internacional por el derecho a observar las estrellas llamada Iniciativa Starlight 2007 que ya ha conseguido el apoyo de algunos gobiernos y organismos internacionales.
A los que no os convenzan estas razones ambientales, tenemos otras más prosaicas y contundentes. La iluminación que se escapa hacia el cielo y que nadie aprovecha nos cuesta una fortuna. En Cataluña, donde sólo vive uno de cada mil habitantes del planeta y tiene una sola área urbana de más de un millón de habitantes dedicamos cada año 30 millones de euros a iluminar las nubes. Podéis hacer números de lo que supone a nivel planetario. En época de recortes sociales hay que contextualizar el dato: 30 millones es más de lo que nos hemos "ahorrado" recortando la cooperación internacional del Gobierno catalán, que ha pasado de 49 millones de euros en 2010 a 22 millones en 2011.
Y no sólo estamos tirando dinero, también tiramos energía. En Alemania, en 1998 se calculó que la energía que el país destinaba a iluminar las nubes era equivalente a la energía producida por un reactor nuclear pequeño. ¡Y eso que Alemania es uno de los países ricos más eficientemente iluminados del mundo! Y si lo calculamos en energía fósil, la cifra también asusta: según el Departamento de Medioambiente de la Generalitat, la luz despilfarrada en Cataluña supone la quema de 14.000 toneladas de petróleo y la emisión a la atmosfera de 50.000 toneladas de CO2. ¿Cómo para pensárselo, no?
¿Qué se puede hacer para acabar con este despilfarro de dinero y energía y, de paso, para dejar en paz a la fauna nocturna, astrónomos y poetas incluidos? Básicamente, priorizar la iluminación de arriba hacia abajo (no necesitamos ver las nubes cuando conducimos o vamos por la calle), usar bombillas de bajo consumo y tener el suficiente sentido común como para entender que no hace falta que, de noche, tengamos tanta luz como de día.
 
Fuentes:
  1. Imagen del norte de Italia desde la Estación Espacial Internacional donde se ve claramente el nivel de contaminación lumínica: http://twitpic.com/76n28p
  2. Una foto de la península ibérica desde la ISS: http://twitpic.com/7rugqs
  3. Un espectacular vídeo de nuestro planeta visto desde un satélite donde se puede apreciar la contaminación lumínica: http://www.youtube.com/watch?v=mqicgKpqVUk
  4. Página web de la Iniciativa Starlight: http://starlight2007.net/  
  5. Los datos sobre contaminación los hemos sacado de Cel Fosc, una de les asociaciones más activas contra la contaminación lumínica: http://www.celfosc.org
  6. Cielo Oscuro, el web sobre contaminación lumínica de la Sociedad Astronómica Granadina: http://astrogranada.org/cieloscuro/principal_cielo_oscuro.htm
  7. Web de IDA, International Dark-Sky Association:  http://www.darksky.org/
  8. Los recortes en cooperación internacional: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/cooperacion/causa/perdida/elpepisoc/20111122elpepisoc_1/Tes
   
   
   
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario