domingo, 1 de enero de 2012

El antropoceno: cuando las eras geológicas las hacemos nosotros


Termina 2011 y empieza 2012, pero podría empezar pasado mañana o dentro de tres meses, porque aunque nuestros años corresponden a la duración de una revolución de nuestro planeta alrededor del Sol, el punto de inicio es absolutamente aleatorio. O podríamos contar con el calendario islámico, y estaríamos en el 1433, o con el calendario nepalí, y estaríamos en el 2068, o con cualquiera de los calendarios que todavía se usan. Y también podríamos estar en el año 3517 si todavía contáramos como  los romanos o en el año 256 si contáramos, según una predilección personal, a partir del nacimiento de Wolfgang Amadeus Mozart. Lo que sí que es cierto es que los años, los contemos como los contemos, son una forma muy interesante de poner orden en el probablemente infinito océano del tiempo. Para ordenar periodos más largos, como el tiempo que ha pasado desde la invención de la escritura hasta ahora, los historiadores han puesto nombre a distintas épocas como la Edad Media, el Renacimiento, la Antigüedad o la Época Moderna. Para periodos anteriores de la evolución de nuestra especie usamos términos como neolítico o paleolítico. Pero para estudiar la historia de nuestro planeta y del universo estos períodos son demasiado cortos y nos sirven de poco. Cuando queremos hablar de lapsos de tiempo realmente grandes usamos los eones, las eras y los periodos. El cámbrico (542 millones de años a 488 Ma) es el período en el que se produjo la explosión de vida más importante de la historia, con la aparición de los organismos pluricelulares; durante el pérmico (hace 251 Ma) se produjo la tercera extinción masiva de especies, la más importante hasta ahora; durante el triásico, el jurásico y el cretáceo (entre 250 Ma y 65 Ma) los dinosaurios dominaron el planeta.
Actualmente, y siguiendo esta nomenclatura, nos encontramos en el holoceno, que empezó hace 11.000 años, al final de la última glaciación, y que ha visto como los humanos descubríamos la agricultura y... bueno, todo lo que hemos hecho desde entonces. Pero no todo el mundo está de acuerdo. Hace unos años, el premio Nobel de química Paul Crutzen propuso una idea bastante polémica pero que con el tiempo ha ganado adeptos: desde la revolución industrial, el holoceno ha terminado y hemos entrado en el antropoceno, la era de los humanos. Y no porque nos creamos el ombligo del mundo sino porque en los últimos años nuestra actividad ha modificado el planeta hasta el punto de afectar al resto de especies vivas y a todos los ecosistemas donde viven.
Los datos hablan por sí solos, y basta con echar un vistazo a estos gráficos para entender por qué hay tanta gente que defiende esta nueva nomenclatura. En pocos años, el impacto de nuestra especie sobre el planeta se ha disparado: se ha disparado la población, la urbanización de espacios, la concentración de CO2, metano y óxido nitroso en la atmosfera, el consumo de fertilizantes y pesticidas, las inundaciones, el uso de agua potable, la deforestación, la contaminación de ríos y lagos, el consumo de madera, minerales y combustibles fósiles y la extinción de especies. Estos cambios son tan profundos que afectarán a la vida en el planeta durante milenios, incluso si somos lo suficientemente inteligentes como para ponerles freno y evitar una catástrofe.
Si no hacemos alguna cosa, dentro de millones de años las especies inteligentes que estudien nuestro planeta definirán el antropoceno como la era de la sexta extinción masiva, como si se tratara de un nuevo pérmico.

Fuentes:

  1. Listado de calendarios en uso actualmente: http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_calendars
  2. El Nobel de química Paul Crutzen, especialista en el agujero de la capa de ozono: http://es.wikipedia.org/wiki/Paul_J._Crutzen
  3. Globaïa, una interesantísima web con muchos datos sobre el antropoceno: http://www.globaia.org/en/anthropocene/
  4. Los gráficos que demuestran el aumento exponencial del impacto de nuestra especie: http://www.globaia.org/en/anthropocene/the_anthropocene_igbp_globaia.jpg
  5. Las extinciones masivas:  http://es.wikipedia.org/wiki/Extinci%C3%B3n
   
     
    
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario