domingo, 5 de febrero de 2012

Un mundo libre de coches


Hasta no hace mucho, cuando alguien andaba por la calle y oía la expresión "¡agua va!" sabía que debía echar a correr si no quería que lo rociaran con el agua sucia, los meados o alguna cosa peor que saliera volando por la ventana de algún vecino. En algunos pueblos y barrios españoles, este grito todavía podía oírse a finales de los años 50, y es que la universalización del alcantarillado es una cosa mucho más reciente de lo que nos pensamos. Naturalmente, si el proyectil no impactaba en un peatón y caía al suelo, no había nadie que se encargara de limpiarlo y se quedaba allí en medio, junto con los excrementos de caballos y perros, hasta que se secaba y alguien lo recogía para usarlo como abono o combustible o hasta que una lluvia fuerte se lo llevaba todo calle abajo. ¿Qué olores había en las calles, en otros tiempos? A menudo, las novelas históricas, cuando describen las ciudades antiguas, hablan del olor de las especias, de los productos de los mercados, de las flores de los balcones... desengañémonos, las ciudades antiguas apestaban a mierda, a meados, a aguas estancadas y excrementos de animales. De acuerdo, no es una visión demasiado romántica, pero es más próxima a la realidad que muchas de las imágenes que nos hayamos podido hacer.
Visto esto, podríamos pensar que hemos tenido la suerte de nacer en la época en la que hemos nacido y habernos ahorrado estos olores y aires viciados. Nada más falso. Y es que resulta que respiramos el aire más sucio que nunca se ha respirado desde que vivimos en ciudades, y gran parte de la culpa es de los ríos de coches que inundan nuestras calles. Hemos cambiado los ríos de lodo y mierda que ocupaban el centro de las calles por los ríos de humo, ruido y coches que ocupan las calles enteras, dejando pequeñas franjas en los márgenes para las personas. Hemos cedido nuestro espacio a los vehículos, y no somos del todo conscientes.
Bueno, sí que hay mucha gente que es consciente de ello. Desde hace unos años, algunas de estas personas se están uniendo en el denominado Carfree Movement, una red de personas y organizaciones que consideran que los coches dominan excesivamente las ciudades modernas y que es necesario reducir o eliminar su uso para devolver las calles y plazas a las personas. Editan una revista, dan charlas y conferencias, potencian el transporte público, la bicicleta y el hecho de ir a pie, ofrecen alternativas técnicas a los arquitectos y urbanistas que se dedican a pensar las ciudades y, en definitiva, se dedican a imaginar cómo sería el mundo si no estuviéramos invadidos por nuestros propios coches.
Puede parecer un poco exagerado, pero sólo hay que tener en cuenta un par de datos para darse cuenta que no. Como por ejemplo, que en algunas ciudades el 60% de la superficie está destinada a los coches; o que el transporte significa, en los países de la OCDE, el 60% del consumo de petróleo (un 68% en los EEUU); o que en 1954 había 70 millones de coches en el mundo, en 1994 había 630 millones y, si seguimos con este crecimiento, en 2025 habrá más de mil millones.
Quizás, en un futuro no muy lejano, los habitantes del planeta pondrán cara de asco cuando les expliquen que a principios del siglo XXI las calles estaban llenas de coches envueltos en humo y que, a veces, costaba respirar cuando andabas por la calle; y que los coches lo invadían todo, calles, plazas y aceras, y que las personas debían convivir con ellos sin poder hacer nada. Es probable, incluso, que pongan la misma cara de asco que ponemos nosotros cuando pensamos en el "¡agua va!" y que, como nosotros, no entiendan cómo se podía vivir en un mundo tan sucio sin hacer nada para arreglarlo.

Fuentes:

  1. Artículo de Felipe González en el que recuerda el "¡Agua va!" durante su adolescencia en un barrio de Sevilla: http://www.elpais.com/articulo/opinion/Agua/va/elpepiopi/20080422elpepiopi_4/Tes
  2. Contaminación atmosférica: http://es.wikipedia.org/wiki/Contaminaci%C3%B3n_atmosf%C3%A9rica
  3. Web de la red sin coches (World Carfree Network): http://www.worldcarfree.net/spanish.php
  4. Revista Carbusters.org, la revista del movimiento sin coches: http://carbusters.org/international/espanol/
  5. La OCDE: http://es.wikipedia.org/wiki/OCDE
   
   
    
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario