domingo, 20 de mayo de 2012

Alimentos del más allá


Hace unos meses hablábamos en este blog de la importancia de comer productos de consumo local. No tiene mucho sentido, decíamos, pescar gambas en Escocia, llevarlas a China para pelarlas y envasarlas, y volverlas a traer a Europa para consumirlas. Es una monstruosidad absolutamente insostenible.
Gracias a un estudio hecho por la asociación ecologista Amigos de la Tierra e investigadores de las universidades de Vigo y Sevilla, nos podemos hacer una idea clara de lo que significa exactamente esta monstruosidad. Pongámosle unas cuantas cifras.
Aunque cada vez tenemos más conciencia del problema, nuestros hábitos en este tema son cada vez peor. Entre 1995 y 2007 las importaciones de alimentos en España se han incrementado en un 53%. Actualmente importamos cada año 29.000 millones de quilogramos de alimentos. Un 29 seguido de 9 ceros. ¿No está mal, no? Y esto tiene un coste ambiental: 4,7 millones de toneladas de CO2 emitidas a la atmosfera que ayudan a acelerar el cambio climático.
¿Cómo llegan a España? El 70% llegan en barco y el resto, básicamente, por carretera. También hay alimentos que llegan en tren o avión, pero son porcentajes muy pequeños. Aún así, el transporte en avión es muy contaminante: sólo supone un 0,22% del total de los alimentos que traspasan nuestras fronteras pero es responsable del 16% del total de emisiones de CO2 que generan las importaciones. ¡Suerte que sólo es el 0,22%!
Para acabar de hacerlo mal, todos estos alimentos no los importamos precisamente de la esquina: de media, hacen 5.013 km antes de llegar a España. Los menos viajeros son los productos lácticos, que recorren una media de 1.339 km. Los que vienen de más lejos son los piensos para animales, que recorren 7.901 km. ¡Y no vale decir que tu no consumes pienso, a no ser que seas vegetariano y no tomes ni leche ni huevos!
En 1995 el país del que importábamos más alimentos eran los EEUU, con un 24% del total. Pero nuestros hábitos han cambiado: actualmente importamos un 39% de los alimentos de América Latina, sobre todo de la Argentina, que ha pasado del 4,25%  de 1995 al 25%.

Aquí puedes ver una lista de los principales países de procedencia:
  • Vino: Chile, Argentina e Italia
  • Lácticos y huevos: Francia, Portugal y Alemania
  • Café i cacao: Vietnam, Alemania y Brasil
  • Animales vivos: Países Bajos, Francia y Suiza
  • Preparados: Europa
  • Productos cárnicos: Francia, Brasil, Alemania y Países Bajos
  • Garbanzos: México
  • Pescado: Argentina, Marruecos, China, Francia y Portugal
  • Cereales: Brasil, Francia, EEUU y Argentina
  • Cerdos: Francia, Países Bajos y Hungría
  • Frutas y legumbres: Francia, Tailandia y Portugal
  • Piensos: Argentina
  • Soja: Argentina y Brasil
  • Azúcar: Francia, India y Portugal

¿No tiene mucho sentido, no? Cuando vayas a comprar, fíjate de dónde vienen tus alimentos. Es el primer paso para empezar a cambiar nuestros hábitos de consumo.

Fuentes:
  1. Artículo de Dando datos sobre la importancia de comer productos de consumo local: http://www.dandodatos.com/2011/08/comida-sin-fronteras.html
  2. Informe Alimentos kilométricos. Las emisiones de CO2 por la importación de alimentos al estado español hecho por la asociación ecologista Amigos de la Tierra e investigadores de las universidades de Vigo y Sevilla: http://issuu.com/amigos_de_la_tierra_esp/docs/informe_alimentoskm
  3. Amigos de la Tierra: http://www.tierra.org/spip/
    
    
    
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario