domingo, 13 de mayo de 2012

La industria militar española


En los últimos meses ha habido recortes en prácticamente todos los apartados de los presupuestos generales del Estado. Pero mientras que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha sufrido un recorte del 13,7% y el de Educación, Cultura y Deportes del 21,2%, el Ministerio de Defensa sólo ha recortado su presupuesto en un 8,8%.
Naturalmente, para justificarlo se menciona la defensa nacional, que no podemos dejar de lado, como si dejar sin educación y sanidad de calidad a los ciudadanos no fuera más peligroso que una poco probable invasión extranjera. Incluso Fernando García Sánchez, jefe del Estado Mayor de la Defensa (máxima autoridad militar después del rey), afirmaba en una entrevista a principios de abril que la principal amenaza que sufre España en estos momentos es la crisis económica.
El otro gran argumento que se usa para justificar los pocos recortes en Defensa es la importancia económica de la industria armamentística española y el hecho que da trabajo a mucha gente, y que por lo tanto sería contraproducente poner palos a las ruedas del sector si queremos salir de la crisis. Pero como demuestra el estudio El complejo militar-industrial. Un parásito en la economía española del Centre d'Estudis per la Pau JM Delàs, esta industria no sólo no tiene mucho peso en el total de la producción del país sino que contribuye a agravar la crisis económica. Veámoslo.
La industria militar española facturó, en 2009, 6.560 millones de euros. Es mucho dinero, pero sólo supone un 1,24% del total de la producción industrial del estado. En lo referente a la exportación de armas españolas, que tanto dolor han producido en las poblaciones civiles de unos cuantos países, sólo suponen un 0,6% del total de exportaciones españolas. Vamos, que la eliminación de esta industria tampoco sería tan traumática para nuestros bolsillos, y a cambio supondría deshacerse de un sector que recrudece las injusticias en el mundo y contribuye a aumentar las diferencias entre ricos y pobres. En cuanto a los trabajadores que perderían su trabajo, sólo son 29.000, un 1,1% de los trabajadores de la industria española.
A cambio, este sector supone una fuente importante de gastos para los ciudadanos. El Ministerio de Defensa (y, por lo tanto, nosotros) debe a la industria militar 37.000 millones de euros, que no puede pagar y que contribuyen a agudizar el agujero del déficit público.
¿Y quiénes son, estas empresas? De empresas que suministran armamento y servicios al Ministerio de Defensa hay cerca de 500, pero 4 de ellas, sumadas, representan el 75,4% del total de la facturación militar:
  • Navantia, que construye los buques de guerra de la armada.
  • EADS-Casa, dedicada a la aeronáutica militar.
  • Santa Bárbara / General Dynamics, especializada en armas ligeras y pesadas para el ejército de tierra.
  • INDRA, especializada en los componentes electrónicos y de nuevas tecnologías del armamento.

Acabamos el artículo con las propuestas de los autores del estudio para reducir el impacto negativo de la industria militar sobre la economía española. En primer lugar, reducir el número de soldados del ejército español para recortar el gasto en armamento; en segundo lugar, paralizar la compra de más material; en tercer lugar, no dar más créditos en I+D militar a las empresas del sector; y para terminar, ayudar a reconvertir la industria militar en civil para no perder los puestos de trabajo ni las fábricas. En otras palabras: convertir la industria militar española en algo útil.

Fuentes:
  1. Los recortes en cada ministerio: http://www.lavanguardia.com/economia/20120330/54279837412/todos-recortes-ministerios.html
  2. Entrevista a Fernando García Sánchez, jefe del Estado Mayor de la Defensa: http://www.abc.es/20120304/espana/abci-entrevista-jemad-201203040008.html
  3. Informe El complejo militar-industrial. Un parásito en la economía española del Centre d'Estudis per la Pau JM Delàs: http://www.centredelas.org/index.php?option=com_content&view=article&id=905%3Ainforme-sobre-el-complejo-militar-industrial-espanol&catid=52%3Ainformes&Itemid=85&lang=es#.T6IoXvJZpbM.twitter
  4. Post de Dando datos sobre la exportación de bombas de racimo a la Libia de Gadafi: http://www.dandodatos.com/2011/11/siguiendo-una-bomba-de-racimo.html
  5. Navantia: http://es.wikipedia.org/wiki/Navantia
  6. EADS-Casa: http://es.wikipedia.org/wiki/Construcciones_Aeron%C3%A1uticas_S.A.
  7. General Dynamics/Santa Bárbara: http://es.wikipedia.org/wiki/Santa_B%C3%A1rbara_Sistemas
  8. Indra: http://es.wikipedia.org/wiki/Indra_Sistemas
    
    
    
    

2 comentarios:

  1. -Datos te dare yo,bruto: Reducir los soldados para asi gastar menos en armas?, esa es la solución que se te ocurre "genio"?, para eso mejor eliminar el ejercito asi no hay gasto?,reducir la inversión en la construcción y desarrollo?,y la gente que quedaria en el paro que,los vas a mantener tu "listo".En lo que te tienes que fijar es que todos los grandes exportadores de armas,son potencias de primer nivel economico y tecnologico,y los que como tu proponeis esas disparatadas ideas, solo quereis que seamos un Pais subdesarrollado,como vosotros.

    ResponderEliminar
  2. No existen otros medios de producciòn que no sean precisamente armas para la guerra? Cortos de mollera andamos en España, creo que existen otras vias màs efectivas para levantar nuestra economia; que no se me ocurran a mì tiene explicaciòn porque soy un "paleto", pero para eso tenemos genios Univeristarios, para que piensen y no se pasen la vida sentados ante la computadora desarrollando programitas virtuales guerreros y hagan algo practico.
    Si producir aviones, tanques, fragatas y fusiles nos hace estàr al "nivel" de los grandes, hagamoslo tambien en el àrea del desarrollo social y humano.

    ResponderEliminar