lunes, 13 de agosto de 2012

Campos de golf y otras salvajadas


Los campos de golf y las pistas de esquí son los terrenos deportivos con un impacto ambiental más potente. A simple vista nadie lo diría, porque parecen zonas absolutamente verdes (o blancas), mucho más "naturales" que un campo de básquet. Pero su construcción en medio de zonas "realmente" verdes y la ingente cantidad de agua que necesitan para su mantenimiento las convierte en depredadoras del medio ambiente.
Dos datos para entender el volumen de agua que hace falta para mantener un campo de golf:
  • Según WWF/Adena, un campo de golf en zona mediterránea gasta el volumen de agua equivalente a una ciudad de 12.000 habitantes.  
  • Sólo en los Estados Unidos se usan 7.800 millones de litros de agua diarios para regar campos de golf. Si tenemos en cuenta que la población del país es de unos 310 millones de personas, sale a más de 25 litros diarios por persona destinados a mantener campos de golf.
En los últimos años se han estudiado algunas soluciones a este problema, como la introducción de césped del género Paspalum, que puede regarse con agua salada y aguanta bien la sed, pero hay otra solución mucho más sencilla, sostenible y económica: buscar otra forma de pasar un buen rato haciendo deporte.

Fuentes:
  1. El dato de WWF/Adena: http://www.consumer.es/web/es/medio_ambiente/urbano/2006/08/21/154828.php
  2. El dato sobre el agua usada en los campos de golf de los EEUU la hemos sacado de la edición impresa en castellano de la revista National Geographic de abril de 2010: http://www.nationalgeographic.com.es/
  3. Población de los EEUU: http://es.wikipedia.org/wiki/Estados_Unidos
  4. Gramíneas del género Paspalum: http://es.wikipedia.org/wiki/Paspalum
    
    
    
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario