lunes, 6 de mayo de 2013

El IVA de Evo


Cada país grava los libros con los impuestos que más le conviene. En el caso de la Unión Europea, por ejemplo, las diferencias son notables: desde el 4% de España e Italia hasta el 25% de Dinamarca. Los países de la UE que pagan menos impuestos en libros son Luxemburgo, con un 3%, y el Reino Unido, donde no se paga nada. Esta diferencia entre estados ha llevado a empresas como la librería virtual Amazon a trasladar su sede europea a Luxemburgo, donde los salarios son muy altos pero se ahorran muchos impuestos.
Además, las tasas también varían entre los libros en papel y los electrónicos. España, por ejemplo, aplica un 21% de IVA a los libros electrónicos y sólo un 4% a los de papel. Para acabar con estas diferencias, ya hace tiempo que la Comisión Europea quiere unificar criterios y tiene previsto hacerlo a finales de 2013 (para aplicarlo durante el 2015).
Es evidente que el precio del libro influye en los índices de lectura de un país. Es por esto que el mundo editorial y los organismos e instituciones que luchan por la difusión de la lectura siempre han apostado por políticas impositivas bajas. En el caso de España, el precio fijo del libro (que permite sobrevivir a las librerías pequeñas y medianas) y el hecho de pagar un IVA superreducido del 4% han sido buenas medidas en favor de la lectura.
Hace unos días,  el presidente de Bolivia Evo Morales, con tal de conseguir que los bolivianos lean más, aprobó un paquete de medidas. Entre las más destacadas: constituir un Sistema Nacional de Bibliotecas con fondos para comprar libros actuales y anular el IVA de los libros (que era del 13%) y el impuesto a las transacciones de libros (del 3%). Gracias a eso, se podrá rebajar un 16% el precio del libro.
En la presentación de estas medidas, Evo Morales habló del problema de la falta de lectores que tiene el país y se puso a sí mismo de ejemplo: reconoció que no lee libros más allá de los títulos y algún capítulo muy de tarde en tarde.
Pero lo más curioso del caso fue la reacción de la mayoría de periódicos españoles al dar la noticia. El titular, invariablemente, fue: "A Evo Morales no le gusta leer". Y en el cuerpo del artículo, en letra pequeña, se explicaban las medidas para fomentar la lectura aprobadas por el gobierno boliviano. Eso en los casos en los que se explicaban, naturalmente.


Algunos ejemplos:
El Mundo: «Evo Morales: "No me gusta leer"»:
El País: «Morales admite que no le gusta leer al firmar una ley que baja los impuestos al libro»: http://economia.elpais.com/economia/2013/04/30/agencias/1367286502_156441.html
20 Minutos: «Evo Morales reconoce que no le gusta leer: "Tengo este problema"»: http://www.20minutos.es/noticia/1801885/0/evo-morales/no-gusta-leer/baja-impuesto/

Fuentes:
  1. Los tipos de IVA de los libros en la Unión Europea: http://www.actualidadeditorial.com/iva-sistema-de-precios-libros-impresos-ebooks-comparativa/
  2. Amazon en Luxemburgo: http://www.amazon.es/b?ie=UTF8&node=1323178031
  3. Tipos de IVA en España: http://www.rankia.com/blog/irpf-declaracion-renta/780527-tipos-iva-espana
  4. Un artículo sobre los pros y los contras del precio fijo del libro: http://www.leydellibro.org.mx/elpreciofijoeneuropa.shtml
   
    
   
   

1 comentario:

  1. Como siempre muy buen material, lastima que ya no hay nuevas publicaciones.

    ResponderEliminar