lunes, 21 de octubre de 2013

¿País rico, país sano?


Los recortes están desmantelando nuestro sistema público de salud, que hasta no hace mucho era considerado como uno de los más decentes del mundo. Pero lo que hace que la atención sanitaria de un país sea buena no es sólo una cuestión de presupuesto, sino de modelo: decidir quién tiene derecho a ser atendido y de qué manera.
No basta con ser un país rico para tener un buen sistema sanitario si buena parte de la población no tiene acceso a él. Al fin y al cabo, decidir qué modelo sanitario queremos no depende únicamente del dinero que podamos destinarle.
Un buen ejemplo de esta afirmación es el caso de los Estados Unidos, que aunque sea el país del mundo que gasta más dinero en salud tiene un sistema sanitario muy poco eficiente, como se desprende de este artículo del doctor Juan Gérvas, miembro del equipo CESCA (dedicado a la investigación sobre la asistencia en atención primaria) y activista en favor de la sanidad pública. Echemos un vistazo a los datos que presenta:
  • Los EEUU gastan un 18% de su PIB en salud, mientras que la media de los países desarrollados de la OCDE es del 9,5%. Afinando un poco más: los EEUU gastan 8.233 dólares anuales per cápita en sanidad mientras que el promedio de la OCDE es de 3.268. Es el país del mundo que gasta más en salud.
  • En los EEUU ser rico no significa necesariamente tener una buena cobertura médica. Con un sistema sanitario absolutamente privado y enfocado a sacar el máximo rendimiento económico a las prestaciones que ofrecen, son frecuentes los problemas de salud motivados por el exceso de intervenciones. Concretamente, 250.000 personas mueren cada año en los Estados Unidos por culpa de la actividad médica: es la tercera causa de muerte en el país.
  • La muerte de recién nacidos en su primer día de vida es el doble de alta que en la Unión Europea: 11.300 bebés mueren cada año en los Estados Unidos por 5.800 en la UE. Y eso que, en números absolutos, nacen más niños en la UE que en los EEUU.
  • La mortalidad de las mujeres por causa del parto se ha triplicado desde finales de los años ochenta. Sólo existe otro país donde haya pasado esto: Zimbabue. Más de la mitad de estas muertes serían evitables si toda la población tuviera acceso a la atención sanitaria. 

Fuentes:
  1. Los datos los hemos sacado de un artículo del médico Juan Gérvas, miembro del equipo CESCA (dedicado a la investigación sobre la asistencia en atención primaria) y activista en favor de la sanidad pública. El artículo es este: http://www.actasanitaria.com/opinion/el-mirador/articulo-the-best-health-care-in-the-world-las-mujeres-mueren-mas-jovenes-que-sus-madres-en-estados-unidos.html
  2. La OCDE: http://es.wikipedia.org/wiki/OCDE
  3. El resto de links los hemos sacado de este artículo:
    
    
    
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario